Indicadores utilizados en España para determinarla

Indicadores de la pobreza energética en España

En España, para el análisis y seguimiento de las diversas tipologías de pobreza energética se emplean los cuatro indicadores primarios oficiales del Observatorio Europeo contra la pobreza energética:

  1. El gasto desproporcionado (2M): Se define como el porcentaje de hogares cuyo gasto energético en relación con sus ingresos es más del doble de la mediana nacional. Aunque esta cifra varía todos los años, a modo de referencia, equivaldría a destinar más del 10% de los ingresos al pago del consumo de energía.
  2. Pobreza energética escondida (PEE o HEP, en su acrónimo en inglés): Se trata del porcentaje de los hogares cuyo gasto energético absoluto es inferior a la mitad de la mediana nacional. Este indicador puede asociarse a aquellas viviendas donde se limitan sus necesidades energéticas por debajo de lo que sería necesario para mantener un nivel mínimo de confort. También podría significar una elevada eficiencia energética de los hogares (por ejemplo, disponibilidad de placas solares).
  3. Incapacidad para mantener la vivienda a una temperatura adecuada: Porcentaje de la población que no puede mantener su vivienda a una temperatura adecuada (sería entre lo 18ºC y 21ºC).
  4. Retraso en el pago de las facturas: Porcentaje de población que tiene retrasos en el pago de facturas de los suministros de la vivienda.

Estos indicadores aparecen recogidos en la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024 (si hacéis click podréis acceder a un resumen del texto).

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Pen
>